Ajo

CULTIVO BIOLÓGICO DEL AJO

GENERALIDADES:
Al igual que el puerro y la cebolla pertenece a la familia de las Liliáceas. Tiene la raíz bulbosa, compuesta de 6 a 12 “dientes”, reunidos en su base por medio de una película delgada, formando lo que se conoce como “cabeza”.Cada bulbillo se encuentra envuelto por una túnica blanca, a veces rosa o roja, semejante a la que cubre todo el bulbo.

ajo2VARIEDADES:
Los tipos más cultivados son rosado, blanco y morado. El rosado es el típico ajo de guarda, sus bulbos no son tan grandes como los del blanco, pero son más compactos y de calidad superior. El blanco, en general, se presta para cultivos tempranos. Sus bulbos son más grandes y de forma más aplastada y desuniformes que los del rosado, sus hojas son más anchas, de color verde intenso, tallos más cortos, con menos hojas envolventes. Se presta más para la cosecha en verde, (ajo en rama).

El ajo morado, es rústico, se cultiva en condiciones extremas de suelo y dado su bajo requerimiento de horas de frío para bulbificar, se puede cultivar como tipo precoz.

CLIMA:
Es un cultivo de clima fresco a frío durante su primer desarrollo, y caluroso y luminoso desde que comienza a formarse el bulbo hasta la cosecha. El ajo tiene un sabor más picante en climas fríos.

La temperatura es factor fundamental en la formación del bulbo, la mayor influencia se manifiesta en la época de plantación y antes de que comience la formación de los bulbos. En dicho período, temperaturas de 0 a 10º C, durante 4 a 8 semanas, tienden a acelerar la formación de los bulbos.

SUELO:
Es un cultivo que requiere suelos profundos y fértiles, de consistencia media, permeables, con una proporción equilibrada de nitrógeno, fósforo y potasio y microelementos. Según la variedad, acepta pH de rangos amplios (8.5 – 5.5) Un suelo de 30 cms de profundidad es adecuado, atendiendo a sus sistema radicular que no es muy profundo. En suelos muy húmedos o abonados con estiércol fresco, los bulbos se pudren. Por ello deberá estar abonado y trabajado profundamente con mucha anticipación a la siembra (por lo menos seis meses).

FERTILIZACIÓN:
Es preciso considerar que el cultivo tiene dos etapas bien definidas, la primera corresponde al crecimiento de la planta antes de la formación del bulbo,la segunda a la formación de éste. En los dos últimos meses del desarrollo del ajo, el 70-80% del peso y del tamaño del bulbo ocurre en éste período.
Es muy importante la localización de los nutrientes, los que deben estar al alcance de la planta. Se recomienda en general, tres aportes de nutrientes, una previa a la plantación, otra a la primera escarda y la tercera previo a la formación de bulbos.

PREPARACIÓN DEL SUELO:
Los objetivos básicos son:
1. lograr una adecuada labor con bastante antelación a la plantación, a objeto de eliminar malezas.
2. nivelar al máximo la superficie de cultivo, para lograr riegos eficientes y evitar aniegos
3. lograr un debido mullimiento del suelo, el cual es más importante que la profundidad, atendiendo que es una planta de arraigamiento superficial.

SEMILLA:
La propagación se hace habitualmente por medio de los bulbillos o dientes. La reproducción mediante semillas apenas se usa ya que retrasa la obtención de ajos para el consumo hasta dos años.

ajo1CALIBRES USADOS:
Se usan bulbos de segunda, de tercera y excepcionalmente de una buena cuarta clase, lo que depende principalmente de la época de plantación, si se hace temprano, es posible emplear ajo chico, a medida que se retrasa la siembra, es recomendable usar dientes más grandes.
El empleo de dientes grandes, incluso de primera clase, permite obtener mejores rendimientos y mayor obtención de bulbos grandes. En general, para las variedades rosadas el diámetro del bulbo semilla debe ser mayor a 35 mm. y para el blanco 50 mm. o más.

We are always adding documents to this section so that you can use them. While waiting for more installments, play some games at the best online casino on the web.

SELECCIÓN DE BULBOS:
Estos deben ser de aspecto normal, descartar los los deformes, ramaleados (falta de dientes), y los que no correspondan al “tipo” de la variedad.

DESGRANE:
En general, se realiza a mano, poco antes de la plantación (existen máquinas para este efecto). Se deben eliminar los dientes de ajo soldados,dado que presentan una cara sin cutícula, los que estan expuestos a deterioro o fermentación.

SELECCIÓN DE LOS DIENTES:
Se degben elegir los dientes exteriores, sanos, bien conformados, con forma de cuña, deben eliminarse los interiores, los secos, enfermos, dañados, etc.

PLANTACIÓN:
Debe hacerse entre los meses de octubre a diciembre. Los refranes recomiendan como mejor fecha la de San Martín (11 de noviembre).

Surcos a 80 cm. de distancia. Se plantan 4 hileras equidistantes, los dientes deben quedar a 8-12 cm. entre sí. No debe abrirse el hoyo de plantación con el mismo diente, porque éste se dañaría en su base.

La profundidad a que se coloca cada diente varía en función de la textura del suelo, mayor en los sueltos, más superficial en los compactos, unos 2 ó 3 cm.
Para plantaciones caseras en pequeña escala, se puede adoptar la platabanda, en la que los dientes quedan espaciados a 25 cm. entre líneas, por 8 a 12 cm. entre filas..

En el caso de las Parades en Crestall se deben poner a 8 – 10 cm entre líneas e igual distancia entre filas.

En todo caso, cuando una plantación se atrasa, se deben usar los dientes más grandes y las distancias máximas.

CONTROL DE MALEZAS:
La planta de ajo tiene poca defensa contra las malezas, especialmente durante su primera fase de desarrollo, por lo que se debe tener cuidado en su control manual mediante escardas.

RIEGOS:
Estos tienen gran importancia, deben realizarse en invierno y primaveras secos, cuando no hay lluvias, dado que los stress hídricos originan incapacidad de la planta para aprovechar los nutrientes del suelo. Las sequías prolongadas aumentan el factor de incidencia del moho azul. Por ello debe regarse en forma frecuente, evitando encharcamientos, estos últimos provocan asfixia radicular e incidencia de hongos, especialmente Fusarium.

DESPITONADO:
Si el cultivo emite tallo floral o “pitón” varias semanas antes de la cosecha, debe suprimirse éste antes que endurezca, mientras mantiene cierta elasticidad, arrancándolo a mano, en su base. Es posible practicar varios despitonados en la temporada de cultivo, esta labor permite realizar la trenzadura de los bulbos

COSECHA:
Las primeras recolecciones corresponden a ajo en rama o medio madurar. La madurez se reconoce por el cambio de color en las hojas, los bulbos adquieren su textura y tamaño normal. Se deben suspender los riegos quince días antes del arranque. A medida que se vayan recogiendo los bulbos se deberán limpiar de la tierra que tengan adherida.

CURADO:
Los bulbos arrancados se deben dejar sobre la tierra durante cuatro o cinco días.

ALMACENAJE:
Una vez secos y limpios de tierra, se arrancan las hojas más exteriores, y con auxilio de las hojas restantes se trenzan las cabezas enristras para facilitar su colgado en un local seco y ventilado, donde acabarán por perder la humedad que aún pudieran alojar.

          ristra1

Cuando el ajo ha sido arrancado a su debido tiempo, bien curado y manejado con el debido cuidado, bien almacenado, raramente se producen pudriciones.